lunes, 28 de mayo de 2012

CAPITULO III.Tribulaciones III-2

  "Agente de policía aparece asesinado de tres disparos a quemarropa. Los responsables de la investigación aún no tienen sospechosos, pero no se descarta que la causa del asesinato responda a un posible ajuste de cuentas o venganza, dado el historial de causas pendientes de juicio, que la víctima tenía por abuso de autoridad y corrupción". Leía Damian en la portada del periódico del día. La nota venía acompañada de una fotografía y ésta sí llamó la atención de Damian.- Lo conozco, es él, ¿pero?.-Damian buscó la página en la que venía el artículo completo:
    
         " Hoy, en el callejón fulano de tal, de la ciudad X, se ha hallado el cadáver del sargento J. S, agente de la comisaría metropolitana. El cadáver fue hallado por A. F,  esta mañana a las 6 horas.
A.F afirma que había sacado su perro a pasear y que el perro se puso a ladrar cuando pasaron por el hueco de una escalera. En él había un bulto cubierto por una gabardina, A.F pensó que se trataba de un mendigo que había pasado allí la noche, así que decidió continuar con su paseo matinal, pero el perro tiró de la gabardina y dejó a la vista del amo, el cadáver, parcialmente devorado por ratas, de un individuo de mediana edad, barba espesa y despeinada, que tenía aún, en su mano una pipa, en la cual, estaban grabadas las iniciales J.S.
          
            A.F. llamó, enseguida, a la policía. Poco después de la llamada, acudió una brigada de policía de la comisaría metropolitana. Los agentes identificaron inmediátamente al compañero abatido. Con la brigada de policía, se personaron en el lugar de los hechos, agentes de la policía científica, que tras un primer examen, determinaron que tres proyectiles de un revolver de pequeño calibre eran los causantes de la muerte del agente. Tras este primer examen el cadáver fue trasladado al depósito de la policía, donde se realizará la autopsia. Los vecinos interrogados por los agentes de la ley coinciden que a eso de las 0 horas, se oyeron tres detonaciones, la vigencia del toque de queda y el miedo causado por los disturbios de estos días, hicieron que nadie saliera a la calle a investigar. Algunos testigos, tras oír los disparos, se asomaron a las ventanas y vieron salir del callejón a un hombre alto, vestido de negro, cubierto por un pasamontañas. Algunos agentes que hacían la ronda nocturna, afirman haber visto al mismo individuo, huyendo de ellos cuando estos le dieron la orden de alto. El agente V.L. afirma que el individuo fue detenido por él y otro compañero, días antes, por violación del toque de queda. Afirman que el sospechoso, había recibido una paliza de J.S. la noche de su detención. V.L. y su compañero detuvieron a J.S. evitando así, que el presunto sospechoso muriera a manos del agente muerto. A V.L. le llamó poderosamente la atención saber que la víctima de este abuso de autoridad no denunciara el hecho. Esto y las iniciales de la gabardina (D. R.), son los únicos indicios que la policía, hasta ahora, investiga para desvelar la identidad del asesino.

          El agente muerto tenía un largo historial de causas pendientes de juicio por abuso de autoridad. Actualmente, asuntos internos lo estaba investigando por su supuesta colaboración en un turbio negocio de contrabando de armas en el que estarían implicados altos funcionarios del gobierno y familias mafiosas. El agente muerto deja viuda y dos huérfanos, el entierro se celebrará dentro de dos días. Fuentes de la policía afirman que J.S. será enterrado como corresponde a un agente de la ley con más de veinte años de servicio a sus espaldas. Defienden que aunque tiene un largo historial de denuncias, la culpabilidad del agente nunca ha sido demostrada ante ningún tribunal y por lo tanto tiene derecho a un funeral propio de cualquier policía que haya muerto con un historial impecable".
   
           ¿Las iniciales D.R., Damian Ryan? No era posible, solo tenía una gabardina con aquellas iniciales, pero no la había visto en mucho tiempo. ¿Dónde estaba, la había perdido, pero dónde?
 - Cálmate, son paranoias.- Dijo Damian para si mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...

Páginas vistas la semana pasada